Menú Cerrar

Estrategias de medios y la volatilidad de comportamiento del usuario

En los últimos 12 meses el consumo de medios y el comportamiento de los consumidores ha cambiado drásticamente. Más tiempo en casa significó más tiempo de conexión a la red. 

Esta tendencia también le ha sumado importancia al uso de los datos en las estrategias de medios, no solo para traer mejores resultados, sino también como una ventaja competitiva al poder reaccionar rápidamente a los cambios de los consumidores por medio del análisis de data.

Datos de Hootsuite afirman que el 40% de nuestras vidas las pasamos conectados a los dispositivos con conexión a internet.  

Aunque este comportamiento no es nuevo, tuvo un importante incremento versus años anteriores debido a la penetración de internet, el aumento de la velocidad, así como el consumo de redes sociales y la TV conectada, gracias al consumo de contenido en streaming a través de plataformas como Netflix. 

Descubrir estos nuevos patrones de consumo y decidir qué tan permanentes pueden ser, se ha convertido en un foco central para los anunciantes, lo cual está acelerando la evolución en la medición, la segmentación y la direccionamiento de los medios. 

Esta pandemia ha traido consigo no solo nuevos desafíos, sino también nuevos conocimientos y datos que empujan a las marcas a tomar acciones de marketing más creativas, más conectadas culturalmente y más resonantes entre las personas. 

Lo anterior se ha convertido en una tendencia debido a que las marcas has estado mucho más pendientes de los problemas sociales y las preocupaciones de los consumidores, lo que ha dado lugar a campañas de medios con propósito o enfoque social. 

De acuerdo con información de Warc, el 77% de las marcas están de acuerdo con que las marcas deben involucrarse y tomar una postura frente a las preocupaciones sociales, conscientes de que eso también traerá riesgos y polarizaciones entre los consumidores, pero que también han generado resultados en términos económicos y de posicionamiento para las marcas. 

Por otro lado, el uso de datos ha sido vital para optimizar las estrategias de comercio electrónico en medio del crecimiento que ha tenido el ecommerce en los últimos meses. 

En este sentido, el performance marketing se ha redireccionado hacia los retailers que también ya son plataformas de medios como Amazon, Walmart, Mercado Libre o Target, y también hacia formatos shoppable de Facebook e Instagram, donde han encontrado un mejor rendimiento y resultados de ventas, sobre todo cuando va acompañado de esfuerzos de branding. 

En el futuro las marcas se nutrirán cada vez más de los ecosistemas informados por datos, sobre todo para identificar cuáles comportamientos y preocupaciones seguirán estando vigentes entre los consumidores y construir así estrategias más eficaces.. 

Al final, el desafío para las marcas seguirá siendo encontrar a la persona correcta en el momento correcto y con el formato o plataforma adecuados, pero tomando decisiones mucho más informadas gracias al análisis de data y a los aprendizajes obtenidos durante todo el año anterior.